Cuidados y mantenimiento del Proyector

Cuidados y mantenimiento del Proyector

Los cuidados y el mantenimiento de un proyector siempre está en las preguntas que nos hacen nuestros clientes al comprar un proyector. Por lo que os vamos a dar algunos consejos para darle el mantenimiento adecuado y que prolonguéis la vida útil de vuestro proyector.

La vida del proyector es muy larga si se le da el mantenimiento adecuado. La única pieza que habría que cambiar es la lámpara, aunque las lámparas actuales tienen una cantidad estratosférica de horas si se cuidan bien.

1º Temperatura de la lámpara. La lámpara del proyector es la que se encarga de emitir la imagen, por lo que genera una gran cantidad de calor. Si se calienta mucho puede dañar partes internas del proyector, por eso los proyectores suelen contar con uno a varios ventiladores para regular la temperatura. Es muy importante no obstruir la salida de ventilación.

Un consejo sería poner el proyector en modo ahorro de energía. Con esto ahorramos energía, alargamos la vida útil de nuestro proyector, reducimos la emisión de calor y el ruido.

2º Correcto apagado. Nunca se debe apagar el proyector desconectándolo de la corriente, esto interrumpe el ciclo de enfriamiento de la lámpara. El proyector se debe apagar correctamente con el botón de encendido/apagado del proyector o del mando a distancia.

Nunca apagues el proyector desconectandolo de la corriente

3º Limpieza de filtros del aire. El proyector en su interior cuenta con varios filtros de aire. Estos retienen el polvo para que no dañen las partes internas. Estos filtros se deben de revisar periódicamente, para evitar su obstrucción.  El polvo también se puede pegar a los componentes del circuito óptico reteniendo a luz y perjudicando la imagen. Si vas a limpiar los filtros asegúrate de que el proyector está apagado y enfriado.

Cuidados y mantenimiento del Proyector

4º La limpieza de la cubierta del proyector debe ser en seco, con una gamuza libre de pelusa que nos puede servir para limpiar la lente.

5º Proyectores portátiles. Si tienes un proyector portátil no debes moverlo mucho cuando esté en funcionamiento. Antes de guardarlo o transportarlo asegúrate de que este enfriado, para evitar daños internos con el movimiento. Si lo guardas en una bolsa de transporte ten especial atención con la lente para que no se arañe.

Si no realizas unos mínimos cuidados de mantenimiento en tu proyector puedes sufrir varios problemas como: sobrecalentamiento, ruido excesivo del ventilador, perdida de luminosidad en la imagen y manchas en la proyección.